El alacrán atrapado: la poética de la destrucción en Julio Cortázar. Davi Arrigucci Jr. 2002

el alacran atrapado.jpg

Davi Arrigucci Jr. va y viene entre el caso concreto y el problema general, yendo y viniendo entre Cortázar y nuestro entorno cultural. A veces, el surrealismo (o cierto tipo de surrealismo), el realismo pintoresco, las tendencias fantásticas de la ficción latinoamericana son tratados como objetos autónomos de estudio. Esto porque el autor procede también en espiral y trabaja en un movimiento continuo entre el texto y el contexto, entre la singularidad y la ejemplaridad de la obra de Cortázar. En este estudio de la construcción que promueve la propia destrucción para alcanzar un tipo superior de construcción, él se aproxima y se aleja de su objetivo inmediato, lanado inclusive antenas hacia actos paralelos que se vuelven esenciales para el  entendimiento de Cortázar –como el jazz, la fotografía, el montaje. A través de esas desviaciones es como se aproxima a los tres círculos estudiados en su ficción: el de la destrucción anunciada, el de la destrucción avistada y el del riesgo de la destrucción, que lleva al límite del discurso.